Talleres de mandala en el colegio de La Carriona de Aviles

Ayer este colegio abrió sus puertas a la experiencia de vivir el mandala. Para la mayoría de los alumnos con edades de hasta 12 años, era su primer contacto con esta herramienta. Ha sido todo un honor participar y servir en este propósito
0

Sin una idea preconcebida, despues de ver diferentes espacios, el polideportivo fue el lugar elegido, y fue un gran acierto

1-3

Los mandalas con materiales de la naturaleza iniciaron la jornada justo en el centro del lugar elegido

1-4

Eran tan pequeñitos, de 3 y 4 años, y allí estaban espectantes…Pudimos comprobar la personalidad y el nivel de equilibrio de cada uno, reflejado en sus creaciones 

2-2

Los puzzles gustaron muchísimo, eligiendo el color, la forma y el tamaño de las piezas…

2-4

Un gran trabajo en equipo que fomenta la colaboración y la cohexión del grupo

2-6

Orgullosos muestran sus creaciones

3-1

Y el tercer círculo… el de los colores. La idea era aprender a conectar con el color, claro, eso no se consigue en un día

3-2

Se iba formando un mandala humano, al mismo tiempo que lo practicaban

3-3

Un mandala mosaico que poquito a poquito algún día acabarán de completarlo. Allí quedó

4-1

Los más mayores, clausuraron la mañana y en un pis pas crearon este mandala de la tierra

4-3

 

 

 

 

 

 

 

Luego les tocó limpiar…solo un poco…

Taller intensivo de mandalas

Elegido2

El propósito de este taller es llegar a conectar con el mandala hasta el punto de poder utilizarlo

conscientemente como una herramienta terapéutica y comunicarnos a través de él, con nuestro

inconsciente y eso siempre es sanador…Carl Gustav Jung nos ha dejado un gran legado sobre esta cuestión