Beneficios de la utilización del Mandala

Web2

Los mandalas están indicados para todo tipo de personas y de cualquier edad, de hecho si desde pequeños nos acostumbramos a trabajar con ellos, creceremos conociéndonos un poco mejor.

Trabajar con el mandala nos permite adentrarnos en nuestro propio mundo interior, potenciar nuestra intuición y creatividad y aumentar la seguridad en uno mismo. Según la neuropedagogía, el mandala consigue equilibrar ambos hemisferios cerebrales.

Ya sea buscando la relajación y la concentración a través de la contemplación del mandala, o bien coloreando o creándolos completamente, es una práctica que nos puede aportar muchos beneficios, además de poder ser como mínimo un hobby creativo muy entretenido.


Exposición de mandalas inspirados en las Flores de Bach y el lenguaje geométrico de la naturaleza.

El mandala significa círculo en sanscrito o pensamiento contenido en  un círculo.

Geométricamente tiene forma circular y sus formas se distribuyen alrededor de un punto central hasta abarcar su totalidad.

En las antiguas civilizaciones y pueblos primitivos ya se encontraban presentes los mandalas.

El mandala te conecta con un orden, el orden natural que reina en el universo.

Sirve como herramienta para la relajación, la concentración y el conocimiento de uno mismo, favoreciendo el desarrollo de la intuición y la creatividad.